Places | Travel

Nuestro viaje a Tenerife: guía sencilla de la isla

June 27, 2018
Créditos de la fotografía
Playa del Duque

Ay, Las Canarias… Tras casi una semana explorando sus increíbles paisajes de postal, ¡no podemos volver más enamoradas! ❤ No exagero si digo que cada vez que pienso en este viaje se me escapa un suspiro.

Concretamente visitamos Tenerife, aunque si hubiéramos contado con más días creo que no habríamos descartado visitar otras islas vecinas. Sin embargo, Tenerife cumple con las expectativas de cualquier viajero. ¿Que quieres playa? La tienes. ¿Acantilados? Los tienes. ¿Montaña? Para rato. ¿Y fiesta? A destajo.

Nada más llegar a la isla fuimos a recoger el coche que habíamos alquilado. Esto es muy recomendable si de verdad le quieres sacar partido a la isla y visitar cómodamente sus rincones. Es cierto que hay hoteles que te desplazan a playas u otros lugares turísticos, pero, al final de día, todos sabemos que un coche te da mucha más independencia.

Uno de los aspectos que más nos llamó la atención fue notar el frío que hacía en el Aeropuerto de Los Rodeos, 16 grados, cuando en Madrid ya estábamos a 30 ya. Pero no, tiene truco, al estar al norte de la isla resulta que es normal esas temperaturas allí. Parece que hay una especia de microclima 😅. Cada vez que nos desplazábamos al norte nos poníamos una chaqueta porque había una diferencia de diez grados con respecto al sur. Por suerte, nuestro hotel estaba en la zona más cálida, en Adeje, creo que la zona más bonita y turística. El pueblo está lleno de casas y hoteles de lujo, centros comerciales, calles muy limpias y cuidadas, llenas de flores y palmeras por doquier, como es de esperar de un clima tropical, claro.🌴🤷‍♀️

Regency Country Club

En lo que respecta al Regency Country Club, donde estábamos hospedadas, creo que no puedo tener ni una sola queja de nuestra estancia. Consiste en un complejo de apartahoteles ideal para familias, parejas o grupos de amigos. Lo tiene todo. En tu apartamento puedes cocinar, disfrutar en la terraza de las vistas, ir a darte un masaje (el holístico es genial 💆), hacer deporte en el gimnasio… Aunque lo que más nos gustó fue la piscina infinity, o el lago, porque menudas dimensiones. El personal nos comentó que la mantenían caliente todo el día, a 25 grados. Y sí, doy fe de ello, y esto lo dice alguien que es más bien friolera. Además, dentro de ella puedes disfrutar del jacuzzi y del acceso directo al bar. Básicamente, tienes que luchar contra viento y marea para salir de de ella, porque te atrapa.

Uno de los aspectos que más me ha llamado la atención es la estética zen del hotel, y en general al resto de Tenerife sur, que alude al budismo y a Tailandia. Esto tiene una explicación. Días más tarde un camarero muy majo nos explicó que casi la mitad de Tenerife sur es propiedad de una princesa tailandesa, pero no he podido verificar eso. 🤷‍♀️No obstante, he encontrado un artículo muy interesante de La Opinión de Tenerife, donde explican los lazos de amistad que unen Tenerife con Tailandia. En él podéis descubrir que en 1913 el príncipe Mahidol de Siam visitó la Isla, y sorprendido por su belleza escribió sus sensaciones en un cuaderno. A raíz de este suceso, el propietario del Loro Parque, el alemán Wlfgang Kiessling, se inspiró en el antiguo Reino de Siam para su creación, construyendo dentro de él un auténtico pueblo Thai, inaugurado por la princesa Galyani Vadhana, hija del príncipe Mahidol de Siam. Kiessling, tras conseguir el permiso especial  de la familia real del país asiático, siguió el patrón de la arquitectura tradicional de Tailandia. Multitud de trabajadores tailandeses viajaron hasta Tenerife para montar las enormes estructuras en el Puerto de la Cruz y aquella construcción se convirtió en el mayor pueblo tailandés construido fuera de Tailandia. Kiessling repitió el proceso y creó un pueblo thai aún más grande en el Siam Park, el mejor parque acuático del mundo según TripAdvisor.

¿…Y fuisteis? No. No hagamos más daño en la herida.😭 A pesar de haberlo estado pensado, decidimos no incluirlo en el planning puesto que el tiempo no era el más caluroso. Así que, contando con esta excusa, es muy probable que volvamos. 🤟

Pero bueno, os digo que al final conseguimos salir de nuestro hotel/oasis, y entre los destinos que visitamos, siguiendo las recomendaciones de amigos, está La Laguna y Santa Cruz. De Santa Cruz, a pesar de ser su capital, no es de lo más impresionante. Su Plaza de España sí que es bonita, y recuerdo que pagamos en una de sus terrazas apenas 3 euros por dos cafés y un refresco (¡¿hola?!). La Laguna, en cambio, es muy diferente. Es un pueblo lleno de vida, edificios coloridos y negocios locales. En una de las tiendecitas aprovechamos para comprar souvenirs , y como en muchos sitios, ofrecen cosmética de aloe, como cremas, sérums… En canarias, en general, he observado que se producen bastantes productos de aloe vera, y tiene sentido puesto que las Islas Canarias, según estudios científicos, reúnen las condiciones propicias para un cultivo de gran calidad. Yo en concreto elegí una manteca corporal de la marca Mussa Canaria que me recomendaron las dependientas de la tienda, y honestamente, va muy bien para la piel. Su textura no es muy untuosa, de modo que se absorbe al instante aportando hidratación y luminosidad a la piel. Si estáis allí aprovechad para comprar este tipo de cosmética natural y orgánica, porque los productos son siempre más baratos que en las webs.

La Laguna

En cuanto a parajes naturales, playas, etc… Esto siempre dependerá un poco de dónde estés hospedado en la isla y del tiempo del que dispongas. Nosotras, como en el sur es donde hacía mejor tiempo, al menos en esa época, visitamos playas vecinas como la Playa del Duque o la Playa de las Vistas. De lo que sin duda no puedes prescindir es de una visita al Teide. ¿Ha ido realmente alguien a Tenerife si no lo ha visitado? Es realmente asombroso ir traspasando con el coche las nubes debido a la altitud en la que se encuentra. Los paisajes que te encuentras mientras vas subiendo son de otro mundo… Y sobre todo, ¡prepárate para las curvas!

Aquí, siendo feliz en el Teide

Y por último, no quiero terminar este post sin mencionar un lugar espectacular donde cenamos y probamos la gastronomía canaria: El Molino Blanco. Este restaurante es la definición de una experiencia gastronómica de primera. El Molino Blanco brilla por su buen ambiente, sus luces románticas, su estética tropical, su música en directo, su personal, las vistas, y sobre todo, su comida de calidad. Probamos delicias como pollo y cabra al estilo canario, carpacho de cherne con brotes tiernos, berenjenas con queso de cabra y romero, papas arrugadas (no podían faltar)… Recomendamos al cien por cien compartir y picotear en vez de escoger cada uno un plato individual. Nosotras no necesitamos reserva, pero de todo modos, en el enlace anterior hay un teléfono de contacto.

Y ya, para rematar la faena, para el que quiera tomarse algo y bajar la cena (o terminar de fiesta), el Papagayo Beach Club parecer ser la sensación de la isla, según nos han contado. Allá adonde íbamos preguntábamos que dónde salir de fiesta y cada persona siempre respondía que el Papagayo. Papagayo por aquí, Papagayo por allá… ¡Así que tuvimos que visitarlo! No está nada mal si te gusta la música techno. Si no te gusta también está bien como chillout, ya que tienen una zona un poco apartada de la pista de baile con sofás a pie de playa. Otra de las opciones más populares es Achaman, donde puedes encontrar música un poco más variada, aunque principalmente ponen música latina. Estos parecen ser muy famosos, ¡pero la verdad es que locales hay para rato!

En fin, qué ganas de volver a Tenerife… 🌴🌈

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *